jueves, 21 de julio de 2016

La mantequilla es más saludable de lo que pensamos y nuevos estudios así lo demuestran


Pues si, parece ser que estamos equivocados y que la mantequilla es más saludable que lo que pensamos. Y no es que lo pensáramos nosotros por ciencia infusa. No. Es que así nos lo han contado y, consecuentemente, hecho creer científicos, investigadores, médicos, nutricionistas, expertos en salud, etc desde hace muchísimo tiempo.

Durante años, nos ha sido recomendado que redujéramos el consumo de mantequilla en nuestras comidas. Como grasa saturada, a la mantequilla se la ha considerado un peligro para la salud por contribuir al desarrollo de enfermedades cardio-vasculares, entre otras.


No obstante, según el estudio publicado en la revista de investigación científica Plos One, la relación entre el consumo de mantequilla y las enfermedades cardio-vasculares es inexistente. A esta conclusión llega el equipo de investigadores después de analizar un total de 636.151 individuos de 15 países y realizando seguimientos anuales de 6.5 millones de personas.

Además, a través de este mega estudio, se ha observado que el consumo de mantequilla podría estar directamente ligado a una reducción del riesgo de desarrollar diabetes, uno de los grandes males de la actualidad. Cada cucharada de mantequilla equivaliendo a un 4% menos de riesgo.

Como contraposición, el estudio muestra que, por cada cucharada de mantequilla consumida al día, el riesgo de mortalidad general y sin causa precisa aumenta en un 1%. No obstante, esta conexión no es concluyente y el aumento de mortalidad general y sin causa precisa pudiera deberse a otros factores.


Para los amantes de la mantequilla, esta puede ser una muy buena noticia, pero recomendamos que no se vuelvan locos y se lancen a agregarla a todas sus comidas y en grandes cantidades. Una cosa es que no sea el enemigo número uno de nuestra salud, otra bien diferente es que sea un alimento saludable.

Todavía será necesario llevar a cabo estudios de ampliación al respecto para poder llegar a conclusiones definitivas. Mientras tanto, lo importante es comer con sentido común y consumir de todo, pero con moderación. Así daremos a nuestros organismos los nutrientes que necesitan para un óptimo funcionamiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada